Mobile Medical Apps Image

En este estudio, investigadores investigaron si un app de móvil en conjunción con asesoramiento en persona podría ayudar en la subida de actividad física en mujeres que son inactivas normalmente.

Aunque actividad física es importante a mantener una vida de estilo sana y equilibrada, el medio adulto americano no hace ejercicio suficiente. Esta disparidad es especialmente evidente entres sexos desde se he mostrado que mujeres son menos probables que hombres para participar en actividades físicas. En años recientes, apps de móviles, que son promocionados como ayudantes actividades físicas, han aumentado en popularidad. Estudios que asesan su efectividad en aumentando actividad física tenden a ser corto plazo y examina solamente una muestra pequeña de personas. En este estudio, investigadores- Fukuoka and colleagues-buscaron a determinar si un app de móvil y asesoramiento breve en persona podría contribuir a aumentar actividad física en mujeres que son inactivas normalmente.

Los participantes fueron divididos en tres. Todos los grupos fueron dados acelerómetro para asesar niveles de actividad física. El grupo de control tuvo el acelerómetro solo. El grupo ‘regular’ y grupo “plus’ ambos tuvimos el app de móvil y el asesoramiento. Después tres meses, grupo regular interrumpió el uso, pero el grupo de plus no.  Una vez que se produjo la marca de nueve meses, se examinaron los niveles de actividad física. Tenga en cuenta que la aplicación proporcionó educación sobre la actividad física, incluidos videos y un diario al que se podía acceder a diario. El asesoramiento proporcionó información útil, como objetivos de actividad física, formas de prevenir recaídas y consejos de alimentación saludable. Las sesiones de asesoramiento terminaron en el tercer mes.

Un total de 210 personas participaron en este estudio. Había 70 en el grupo plus, 71 asignados al grupo regular y 69 a los controles. Al comienzo del estudio (es decir, línea de base), se demostró que el grupo plus realizaba un poco más de actividad física por hora que las mujeres en el grupo regular, es decir, más pasos. Durante los nueve meses, ambos grupos tuvieron un mejor desempeño que el grupo control y tuvieron una actividad física moderada a vigorosa más alta. De hecho, ambos grupos tenían niveles de actividad similares, a pesar de que el grupo regular perdió la capacidad de usar la aplicación móvil en el tercer mes.

En general, este estudio mostró que la aplicación móvil podría contribuir a aumentar la actividad física en las mujeres de lo que ocurriría en una situación sin herramientas como las utilizadas en la prueba. El uso a largo plazo de esta aplicación puede no tener los beneficios que se vieron a corto plazo. Los autores sugirieron que esto puede ser así porque después de usar la aplicación por un corto tiempo, las mujeres pueden obtener toda la información necesaria y ya no la necesitan a largo plazo.

Es importante tener en cuenta que las actividades que requieren contacto con el agua o actividades limitadas a la parte superior del cuerpo no pueden ser capturadas por el acelerómetro, lo que puede explicar algún error en los resultados. Las sesiones de asesoramiento también pueden tener un papel en los resultados positivos observados, pero dado que se realizó junto con el uso de la aplicación, se desconoce la influencia de la aplicación por sí sola.

 

Escrito de: Olajumoke Marissa Ologundudu, B.Sc. (Hons)

Traducido de: Danielle Dinally (DD)

 

Cita de Referencia;

Fukuoka Y et al. Short- and Long-term Effects of a Mobile Phone App in Conjunction With Brief In-Person Counseling on Physical Activity Among Physically Inactive Women: The mPED Randomized Clinical Trial. JAMA Netw Open. 2019;2(5):e194281. doi:10.1001/jamanetworkopen.2019.4281

 

 

 

Facebook Comments