omega 6 fatty acids

Investigadores revisaron datos de veinte estudios prospectivos para analizar la relación entre los ácidos grasos de omega-6 y la diabetes tipo 2.

 

Ácidos grasos polinsaturados de Omega-6 (PUFAs) están encontrados en los frutos secos, las pepitas, y aceites comestibles (como la mayor de aceites de vegetal). Tienen un papel importante en crecimiento y desarrollo. Ciertas pautas clínicas, como la Asociación Americana de Corazón y Directrices Dietarías Para Americanos, recomiendan incluyendo ácidos grasos de omega-6 como parte de hábitos sanos de comer y el manejo de salud de corazón. Sin embargo, hay investigación que indica que ácidos grasos de omega-6 puede tener unos efectos dañinos también. Los beneficiarios potenciales de ácidos grasos de omega-6 en diabetes tipo 2 es el enfoque de un recién estudio publicado en TheLancet Diabetes &Endocrinology.

Los investigadores examinaron la relación entre ácido linoleico o acido araquidónico, dos ácidos grasos principales de omega-6, y el desarrollo de diabetes tipo 2. El equipo de investigación recolectó dato de veinte estudios prospectivos hechos entre 1970 y 2010. Los estudios incluyeron 39,740 participantes entre los edades de 49 y 76 años de diez países incluyendo Islandia, Los Países Bajos, los Estudios Unidos, Taiwán, El Reino Unido, Alemania, Finlandia, Australia, Suecia, y Francia. Participantes con diagnosis de línea de base de diabetes tipo 2 fueron excluidos de la análisis.

Las resultas expusieron a niveles altos de ácido linoleico redujeron el riesgo de diabetes tipo 2. También, no fue asociación significante entre acido araquidónico y el riesgo de diabetes tipo 2. Como fue solamente dos tipos de ácidos grasos de omega-6 analizados,más estudios son necesarios para comprender mejor los efectos de otros ácidos grasos de omega-6 en diabetes tipo 2.

La prevalencia de diabetes tipo 2 lo hace necesario a explorar todas avenidas de investigación que puedan proveer un medio de prevenir y manejar esta enfermedad. Este estudio indica que ácidos grasos de omega-6 puede asistir potencialmente en bajar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Como ácido linoleico no puede ser producido por el cuerpo, necesita un fuente dietario. Por lo tanto, directrices dietarías deberían animar el consumo de frutos de seco, pepitas, y aceites comestibles.

 

Escrito de: Anuoulu Bank-Oni, Pharm.D, CDE, BCGP
Traducido: Danielle Dinally (DD)

Cita de Referencia: Wu, JHY et al. Omega-6 fatty acid biomarkers and incident type 2 diabetes: pooled analysis of individual-level data for 39 740 adults from 20 prospective cohort studies. Lancet Diabetes Endocrinol 2017; 5: 965–74. October 11, 2017

 

Facebook Comments