Does diet affect Alzheimer’s disease

Los investigadores hace poco estudiaron el efecto de dieta con la habilidad cognitiva de adultos mayores

La enfermedad de Alzheimer afecta casi 50 millones de personas por el mundo. Por el ano 2050, ese número esta esperado a aumentar a 115 millones. Es la causa más común de demencia, y comienza con perdida leve de la memoria. En sus etapas tardes, la enfermedad de Alzheimer conduce a un individuo perdiendo completamente la habilidad a responder a su ambiente.

Las causas de la enfermedad de Alzheimer no son entendidas. Muchas investigaciones han estado hechas, y muy poco es conocido de cómo tratar o prevenir Alzheimer. Investigadores saben que pacientes con Alzheimer pierden las conexiones, conocidas como sinapsis, entre sus neuronas como pierden su habilidad a recordar.


Está pensado también que inflamación crónica del sistema nervioso podía tener un papel en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, y puede ser causada de la reacción del cuerpo a microbús intestinales. Investigadores han descubierto que pacientes con la enfermedad de Alzheimer tienen niveles altos de bacteria intestinal que causan inflamación.

Investigadores de la Escuela de Medicina de Wake Forest en Wake Forest, NC hace poco han publicado un estudio en eBioMedicine estudiando los efectos de dieta mediterránea cetogenica modificada (MMKD) en la bacteria intestinal de pacientes con enfermedad de Alzheimer comparado al American Heart Association Diet.

La dieta Mediterranea cetogenica modificada es una dieta de tipa “keto” que permite alto consumo de carbohidrato que la dieta keto tradicional. Esto permite más verduras, frutas, grasos sanos, y proteínas de fuentes como aceite de oliva y pez.

El American Heart Association Diet es una dieta de graso bajo que consiste de una cantidad grande de frutas y verduras, granos eternos, productos lácteos de graso bajo, y comidas de fibra alta. Participantes comen proteína de fuentes como carne magra y secos.

El estudio siguió a 17 sujetos que estaban en riesgo de contraer la enfermedad de Alzheimer. Once de los sujetos fueron diagnosticados con deterioro cognitivo leve (DCL). Los sujetos fueron asignados aleatoriamente a una dieta cetogénica mediterránea modificada o una dieta de la American Heart Association durante seis semanas. Durante las siguientes seis semanas, los participantes comieron su dieta normal. Durante las últimas seis semanas, los participantes fueron asignados a la segunda dieta.

En el comienzo al estudio, al fin de los primeros seis semanas, y en el fin del seis emanas finales, participantes fueron dados una punción lumbar. Disposición y muestras de sangre también fueron dados al comienzo y en el fin de cada dieta. Durante el estudio, los participantes mantuvieron un diario de alimentos y su nivel de azúcar en sangre fue monitoreado semanalmente para asegurarse de que se apegaran a sus planes de dieta.

Al final del estudio, se analizaron los datos de la punción lumbar de los participantes, las muestras de heces y el azúcar en la sangre. Los investigadores descubrieron que había familias bacterianas específicas que se encontraron en las bacterias intestinales de los participantes de MCI. Algunas de estas bacterias están asociadas con la inflamación. Los resultados también sugirieron que el MMKD tiene beneficios para los participantes con DCL y disminuyó los niveles de compuestos asociados con una memoria deficiente a corto plazo.

La investigación adicional por un período de tiempo más largo y con un grupo de estudio más grande validaría los hallazgos del estudio. Los investigadores esperan que este estudio identifique marcadores que indiquen que el DCL conduce a la enfermedad de Alzheimer y un vínculo sólido entre la dieta y la cognición mental.

 

Escrito de: Rebecca K. Blankenship, B.Sc.

Traducido de: Danielle Dinally (DD)

  

Cita de Referencia:

Nagpal R, Neth B, Wang S, Craft S, Yadav H. Modified Mediterranean-ketogenic diet modulates gut microbiome and short-chain fatty acids in association with Alzheimer’s disease markers in subjects with mild cognitive impairment. EBioMedicine. 2019;47:529-542. doi:10.1016/j.ebiom.2019.08.032

 

 

Facebook Comments